Crisis en la cocina y Seré un escándalo en tu barca Por Maite Ramos Ortiz

Crisis en la cocina

     Suspiraron después de pronunciar la palabra final de la novela que habían estado leyendo en voz alta a falta de televisor. La crisis los había dejado en la quiebra. Lo último que quedaba en la despensa eran tres papas, una zanahoria, media cebolla, media pechuga de pollo, un diente de ajo, un suspiro de aceite de oliva, algunas hierbas secas, sal y pimienta y una botella, casi completa, de jerez.

Ambos se miraron y comenzaron a reír a carcajadas. El restaurante quebró, el “food truck” nunca despegó, estaban a punto de ser desahuciados y tenían tantas deudas que de seguro nunca terminarían de pagarlas. Quizá no sabrían cómo resolverían al día siguiente, pero esa noche aprovecharían los conocimientos adquiridos en la escuela culinaria. Comerían mejor que el coronel del libro que acababan de cerrar.

Crisis en la cocina

 

Seré un escándalo en tu barca

       Eran tres, pero parecían uno. Ni siquiera estaba segura de que fueran perros. Cuando escapé del automóvil que se me venía encima, los vi, sentí temor y eché a correr. Pronto me encontré en la orilla de aquel río que no recordaba y cuando vi la barca, me subí en ella. De inmediato zarpó. Volví la vista atrás y los vi entre las sombras. Miré a la otra orilla, a los campos donde encontraría refugio. Pero a mitad de río, el barquero volteó hacía mí, extendió la mano y me preguntó si traía el dinero. Traté de mirarle los ojos, pero no pude por sus grandes gafas. Primero sonreí y luego no aguanté la carcajada.

―¿De qué te ríes? ―preguntó.

―De que no escapé del auto y ellos no me estaban persiguiendo ―le contesté―, me estaban escoltando.

    Me recosté en la popa y muy segura le dije que no le pagaría, pero que me tenía que llevar porque no estaba dispuesta a ser una sombra. Quiso evitar un escándalo y terminó de cruzar el río.

Barca


Maite RamosSobre la autora

Maite Ramos Ortiz es catedrática auxiliar en el sistema de la Universidad de Puerto Rico. Posee una maestría en Traducción y un doctorado en Estudios Hispánicos con especialidad en Literatura Española del Siglo de Oro, ambos de la Universidad de Puerto Rico, recinto de Río Piedras. Ha publicado artículos académicos en revistas especializadas y cuentos en varias antologías. Administra el blog Elucubrando (http://elucubrando.com).