Crítica y ensayística

hermenéutica 1HERMENÉUTICA RECURSIVA DEL MANEJO NUMEROLÓGICO EN LOS HIJOS DEL DESASTRE, DE IVÁN SEGARRA BÁEZ
Por la Dra. Madeliz Gutiérrez Ortiz

Como bien establece el título, hermenéutica significa interpretación y dicha interpretación es recursiva en la medida en que ya se ha expuesto el tema con antelación, pero se ha profundizado y mejorado la aproximación hacia el tópico que será discutido. En este trabajo se utilizó el marco teórico de la Semiótica o ciencia que estudia el signo y sus significados. La obra de Iván Segarra Báez está plagada de signos que habría que decodificar para que estos pudieran entablar un diálogo con el lector.


 

De sombrasDE SOMBRAS Y CLARIDAD: EL PUENTE HACIA LO OTRO
Por la Dra. Anuchka Ramos Ruiz 

¿Para qué sirve la Literatura ahora? ¿Qué lugar ocupan los libros y los escritores en la lista de prioridades a la hora del caos? Estas eran las preguntas que me hacía días después del paso del huracán María por Puerto Rico. ¿Para qué sirve la literatura? Me vuelvo a preguntar hoy. Y respondo que sirve para tender puentes entre el lenguaje y lo indecible.


 

CulturaLA CULTURA PATRIARCAL EN LOS PERSONAJES FEMENINOS DE LA NARRATIVA DE OLGA NOLLA
Por la Dra. Consuelo Martínez Justiniano 

A la luz de los postulados sobre el patriarcado, analizamos la narrativa de la escritora puertorriqueña, Olga Nolla. Asimismo, a partir de estos postulados, investigamos cómo son aplicados al estudio sobre ciertos personajes femeninos: las protagonistas de la novela El manuscrito de Miramar. En esta obra, la familia Gómez Sabater está regida por el patriarcado. Sonia es una mujer subordinada ante su padre y su marido, como también ante la tradición familiar, cuya jefatura siempre estuvo a cargo de los hombres.


 

julias 1

LA DISYUNTIVA DE LAS JULIAS
Por la Profa. Elba Cintrón

Lidia – la madre de Carlos, estudiante de la Institución- fue nuestra invitada de honor, aquel día en el que se presentaba el género poético. Como de costumbre, utilicé la pashmina para cubrir mi rostro, me transfiguré en Julia -no la Secretaria, sino la otra, la puertorriqueña-; comencé a declamar y vaya usted a saber lo que pensarían mis alumnillos. De igual manera, vociferaba las palabras, me adhería a ellas, las aprehendía, las amaba; de hecho – ¿por qué no? -, hasta las repudiaba. Sucede que, posterior a una temporada de actos repetitivos, el acontecimiento se nos vuelve monótono.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s